El presidente de Castilla- La Mancha, Emiliano García-PageEste enlace se abrirá en una ventana nueva, ha invitado hoy a los alumnos y alumnas del Colegio Público Jaime de Foxá de la capital toledana a disfrutar del placer de la lectura. "Leer todo lo que podáis. Yo siempre tengo al menos un libro abierto”, ha asegurado el presidente García-Page, al tiempo que ha recordado cómo sus padres le animaron siempre a leer, “algo importante porque ninguno de ellos sabía hacerlo”.

Durante el acto del Día del Libro organizado por el centro educativo, y en el que también han participado la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Reyes Estévez; la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón; el presidente de la Diputación Provincial de Toledo, Álvaro Gutiérrez, y el autor toledano Francisco de Paz Tante, el presidente regional ha agradecido a la comunidad educativa y a la directora del Centro, Cristina Tejero, la organización de este encuentro “muy bonito y útil”, en que han participado más de 250 alumnos.

Con África como tema central del acto, los niños y niñas han ido respondiendo a un test de preguntas sobre Cervantes moderado por el profesor experto en papiroflexia Javier Caboblanco. Durante su turno de preguntas, el presidente García-Page ha explicado a los alumnos que el Día del Libro se celebra el 23 de abril para conmemorar la muerte de Miguel de Cervantes y de William Shakespeare. "Pero nosotros nos fijamos y reclamamos al nuestro, porque es de España, pero su obra más importante tiene su origen en La Mancha”, motivo por el cual “es más nuestro que de nadie", ha apuntado.

Por su parte, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha explicado a los pequeños que “no se arrepentirán” de leer El Quijote cuando les llegue el turno de hacerlo. Por otro lado, la consejera Reyes Estévez ha preguntado por las zonas de La Mancha en las que transcurren las aventuras del Ingenioso Hidalgo, mientras que Gutiérrez ha aprovechado su intervención para insistir en la importancia de la lectura, porque “leer nos enseña a soñar”, un argumento que también ha apuntado el escritor Francisco de Paz al asegurar que “los libros nos hacen más libres”.

Un lector de más de 250 libros

Posteriormente, el presidente regional ha recibido un presente dedicado del Colegio, un búho negro que representa el “cinturón negro de la lectura” y que le acredita como lector de más de 250 libros. Este proyecto del propio Javier Caboblando es una forma fácil y motivadora de hacer llegar la magia de las letras a los más jóvenes.

Por su parte, los alumnos han seguido demostrando su conocimiento de nuestra obra más internacional a través del teatro improvisado “Miguel de Cervantes y los IX Caballeros de la Fama”, y han cantado la canción africana “Olelé” acompañados de la comunidad educativa y del resto de asistentes.

Finalmente, la consejera de Educación ha leído parte del primer capítulo de El Quijote en español, una lectura que han seguido alumnos del centro en chino, árabe, búlgaro, inglés y rumano, los diferentes idiomas que forman parte la comunidad educativa del Jaime de Foxá. Asimismo, el presidente regional ha firmado en un ejemplar de El Quijote que se ha entregado al centro junto con otras ediciones de esta obra.